LAS POSICIONES SEXUALES MÁS PLACENTERAS

Durante los encuentros sexuales existen diferentes formas para alcanzar el orgasmo aunque el denominador común de todas ellas es la exploración del cuerpo y el juego, ya que, cuanto más experimentemos, más posibilidades tenemos de conseguir un placer más intenso.

Además de los juegos previos, la mejor forma de llegar al clímax es mediante la penetración. Puede que ya tengamos una postura favorita, pero es importante estar abierto a probar nuevas posiciones.

Por ello, compartimos algunas posturas para innovar y salirse del clásico misionero.

Tabla de contenidos

Técnica de Alineación Coital

A pesar de que hemos dicho que te vamos a recomendar nuevas posturas para variar del misionero, si ésta es una de tus posturas más utilizadas, te recomendamos una pequeña variante o truco que te hará disfrutar al máximo.

Consiste en empezar con la postura clásica, es decir, la mujer tumbada boca arriba y el hombre encima de ella, pero él hombre debe estirar sus extremidades inferiores al máximo para que el pene llegue lo más profundo posible a la vagina, además de que así el hueso pélvico puede rozar el clítoris y provocar más placer en esta posición común.

Puente de Londres

A pesar de su singular nombre, es una postura sexual muy fácil de realizar. La mujer debe colocarse acostada boca arriba, manteniendo sus piernas dobladas en el aire. Sus extremidades deben estar a la altura de los hombros del hombre, y puede agarrarse las plantas de los pies con las manos. Sobre todo es sencilla para mujeres flexibles y acostumbradas a realizar ejercicios como yoga.  Con esta postura se puede estimular el clítoris y se alcanza una buena penetración.

La somnolienta

Esta postura se puede considerar como una variante de la conocida cucharita. Para practicarla, tal y como se hace en la anterior, la mujer se acuesta de lado y el hombre se coloca detrás de ella. Ella debe estirar una pierna y enroscarla alrededor de la cintura de su pareja. Al igual que en la cucharita, el hombre puede aprovechar para acariciar los pechos y el clítoris de la mujer, pero ella en este caso es quien puede controlar el ritmo al tener agarrada la cintura de su pareja.

La L

Esta postura es ideal para buscar nuevas formas de disfrutar y abandonar la cama, utilizando otros espacios en los que mantener encuentros sexuales.

Para ello la mujer debe ponerse boca arriba en una superficie, dejando su trasero lo más cerca posible del borde. Puede ser un escritorio, una mesa, lo más importante es que dicha superficie sea estable y que la altura esté a la cadera del hombre. Éste se debe colocar de pie, de manera que la unión de ambos cuerpos toma la forma de la letra L.

La V

Para formar la letra V, la mujer debe sentarse sobre el hombre, poniendo sus piernas a ambos lados de la cabeza, apoyadas arriba de sus hombros. Para el hombre es una postura muy excitante, debido a que tiene el cuerpo de la mujer entregado completamente, con una gran visión de frente. En cuanto a la mujer, consigue una penetración profunda, y debe acompasar el ritmo de sus movimientos a los de su pareja, para disfrutar al máximo.

El trapecio

Esta postura, aunque requiere de cierto equilibrio y habilidad por parte del hombre, merece la pena por ser muy placentera. La mujer se tumba boca arriba y el hombre debe atraerla hacia sí mismo para realizar la penetración. Es él el que debe marcar el ritmo, según la fuerza de sus movimientos. Es una posición muy sensual y que puede dar lugar a una relación sexual muy intensa.

El perrito

Seguro que conoces esta postura y la has practicado más de una vez, pero debemos nombrarla por ser una de las más practicadas al ser muy excitante. Es muy sencilla de hacer, la mujer se coloca a cuatro patas y el hombre la penetra por detrás. Para hacer esta postura más intensa, puede golpear o acariciar las nalgas o agarrar a la mujer del cabello.

El 69

Por último, debemos tener en cuenta que no solo la penetración es placentera, ya que se puede conseguir excitación y disfrute de muchas formas. Una postura ideal es el 69, que consiste en que la pareja se tumbe en posiciones inversas, de tal manera que los genitales de su pareja queden a la altura de su cara y ambos puedan hacerse sexo oral a la vez, una forma de masturbación muy conocida y que permite disfrutar a ambos al mismo tiempo.

¿Cuál es su reacción?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *